EL SURTabara Arriba

Feligreses del municipio Tábara Arriba; celebran conmemoración al Domingo de Ramos

Por: Antonio Luciano

Tábara Arriba, Azua, RD.- La parroquia Santa Cruz del municipio Tábara Arriba junto a la hermana parroquia Santo Cura de Ars, realizaron la tradicional caminata del Domingo de Ramos, la cual tuvo inicio en el cruce de Tábara Arriba, y culminó en la parroquia Santo Cura de Ars del distrito municipal Los Toros, donde caminaron las principales calles del referido distrito municipal.

La feligresía caminaba por las calles cantando y con ramos en las manos, conmemorando la entrada de Jesús a la ciudad santa de Jerusalén.

La peregrinación estuvo encabezada por el sacerdote de ambas parroquias el padre Sandro Jímenez Alcántara, donde concluyó con la celebración de una eucaristía en la iglesia de la comunidad de Los Toros con motivo al Domingo de Ramos, la cual le da el inicio a la Semana Mayor.

Sepa más del Domingo de Ramos

El mesías entró en Jerusalén el domingo anterior a su muerte. Fue una entrada grandiosa y al mismo tiempo, humilde.

La ciudad estaba llena de peregrinos para celebrar la pascua judía. Una gran multitud rodeó a Jesús y con ramos de olivos y palmas en las manos, lo acompañó en su entrada en la ciudad entre cánticos y exclamaciones.

¿Cómo se celebra este día?

La Misa de este día tiene dos momentos importantes: la procesión y bendición de los ramos y la lectura de la Pasión.

Los ramos benditos se llevan a la casa como signo de la bendición de Dios, de su protección y ayuda. Se colocan sobre un crucifijo o cuadro religioso y es un sacramental.

El Domingo de Ramos debe de ser visto por los cristianos católicos como el momento para proclamar a Jesús como el pilar fundamental de sus vidas, tal como lo demostró la gente de Jerusalén al seguir a Cristo. Asimismo, las ramas de olivo o palmas representa la fe de la iglesia en Cristo, la proclamación de Jesús como el Rey del Cielo y de la Tierra y, sobretodo de la vida del cristiano.

Los rituales

El tiempo de cuaresma inicia con el Miércoles de Cenizas y concluye con el Domingo de Ramos, período que abarca 40 días. Al día siguiente se inicia la Semana Santa.

El Domingo de Ramos conmemora la entrada triunfal de Jesucristo a Jerusalén, momento en que fue recibido con vítores y ramos.

Los católicos llevan sus palmas y ramos de laurel a bendecir y luego los colocan en las casas, donde permanece todo el año, para que de este modo esta permanezca consagrada.

La palma y el ramo de olivo se conservan, ante todo, como un testimonio de la fe en Cristo, rey mesiánico, y en su victoria pascual.

Antonio Luciano

Comunicador y Periodista Digital, egresado del Instituto Tecnológico de Las Américas (ITLA).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba