Rojo Pasión

“El ABC del Orgasmo Femenino” le trae: ¿Falta de orgasmos?

Es poco conocido, pero el entumecimiento vaginal puede impedir que su mujer sienta placer. ¡Conozca la forma de sanarlo!.

Por María Lucía Tarazona, Experta en Sexualidad Transformativa / SoHo

Muchas mujeres no pueden experimentar orgasmos por desconocimiento de su cuerpo, por bloqueos o por tabúes sexuales. Sin embargo, hay una condición física que les impide acceder al placer por la falta de sensibilidad en la vagina. A esto se le conoce como “entumecimiento vaginal” y poco se sabe de ella. Si su mujer no tiene orgasmos y también tiene falta de sensibilidad, aquí le cuento cómo sanarlo paso a paso.

Antes que nada, es muy importante integrar la sanación sexual en el protocolo de auto-placer. La mujer debe asegurarse de estar completamente excitada. Para esto es importante preparar el lugar y dedicarle tiempo suficiente, entre 20 a 30 minutos para darse placer. En esta exploración, es clave que su mujer identifique las áreas en las que no sienta sensibilidad o tenga dolor para aplicar el método de sanación a continuación.

Por otro lado, usted puede ayudarle a identificar una zona donde sí sienta placer. Una vez sepa dónde están estas dos áreas: donde siente placer y en donde no, usted va a comenzar a estimular ambas simultáneamente. Después de un par de segundos, deje de estimular la zona en donde siente placer y continúe en donde no la siente. Repita esto varias veces, de tal forma que siga estimulando la zona insensible y se detenga y retome en la zona que es sensible. Este juego engaña al cerebro, y va a llegar un momento en el que se va a comenzar a despertar la sensibilidad en la zona entumecida.

Este ejercicio hace que se transfiera placer de un área a otra. Estamos llevando sensibilidad a la que no la tiene, al estimular simultáneamente una zona que sí es sensible. Es importante continuar masajeando ambas áreas  simultáneamente y repetir el ejercicio. Incluya las tres llaves para llegar al éxtasis, que son: la respiración, el movimiento y el sonido, ya que permiten liberarse de tensiones y despertar más sensibilidad. Entonces, incite a su mujer a que mueva las caderas, a que respire de manera profunda y a que se exprese con sonidos.

Cuando su cerebro es estimulado y se excita porque siente placer, está sentando las bases para sanar porque de esta manera, se activan la parte simpática y parasimpática del cerebro, lo cual permite que la persona procese emociones indeseadas. Lo más probable es que hayan emociones represadas en el área insensible, y es muy normal que la persona sienta ganas de llorar, se sienta más sensible o hasta sienta rabia sin saber por qué. No hay ninguna razón  específica por la cual la persona sienta estas emociones. Simplemente, está liberando emociones reprimidas del pasado por medio del masaje.

Las zonas que están entumecidas o que carecen de sensibilidad, han guardado emociones reprimidas que no fueron liberadas en su momento. Por eso es clave que su mujer se permita sentirlas y que usted le ayude a crear un espacio seguro para que ella pueda expresarse libremente. Puede suceder, que al principio, al tocar una zona insensible, se sienta dolor. Siga estimulándola suavemente… pronto sentirá placer cuando haya salido el dolor.

Si esto no ayuda, quiere decir que probablemente se trate de un trauma de abuso sexual, de una depresión de varios años o puede tratarse de las secuelas de una relación muy tóxica. Si este es el caso, es recomendable ver a un especialista para tratarlo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba