Económicas

La construcción sostenible es la manera más eficiente de ahorrar luz eléctrica y agua

Karla Alcántara

La ONE registra 2,555,325 hogares con tendido eléctrico público

La construcción sostenible tiene como objetivo minimizar los impactos ambientales que se generan en el ciclo de vida de construcción, sin embargo, deben ser pensados desde los planos para ser medioambientales. República Dominicana es uno de los países afectados por el cambio climático, pero implementar estrategias de construcción contribuiría con su mitigación y significaría un ahorro.

“Para obtener una clasificación de construcción sostenible tenemos que desarrollar e implementar acciones a nivel técnico de ingeniería… Disminuir el costo energético con la instalación de paneles fotovoltaicos, crear un sistema de reutilización de agua y el correcto manejo de residuos sólidos”, explica el arquitecto Raúl Prieto Román, lo que significa una reducción en la huella de carbono de sus habitantes.

La Oficina Nacional de Estadística(ONE) indica que en 2018 la población dominicana reportó un consumo de 192,682,349 hectómetros cúbicos de agua potable, siendo 192,686,326 destinados al consumo de agua doméstico. En menor cantidad, industria con 23.1 hectómetros cúbicos en el sector industrial y apenas 0.061 en el sector agrícola.

El consumo de agua potable en los hogares muestra un ascenso en la última década, al pasar de 49,108,413 en 2000 a 116,488,688 en 2010, una diferencia de 67,380,275 hectómetros cúbicos. En tanto, en 2011 se situó en 121.5 millones; 2012, 129.2 millones; 2013 con 139.1 millones y en 2014 cerró con 143.9 millones. En 2015 se situó en 159.6 millones, un 10.7% menos que los 176.8 millones del 2016 y 16.4% de incremento respecto a los 185.8 millones del 2017.

Energía

La ONE indica que de los 2,671,979 hogares registrados en 2010, el 95.6% contaban con el alumbrado eléctrico del tendido público. Es decir, 2,555,325 hogares. A este les siguen lámpara de gas kerosene y propano con 46,086 y 13,968, respectivamente. Mientras la planta eléctrica propia está en 3,583 hogares y otro alumbrado no identificado asciende a 53,017.

“Los hogares dominicanos pueden usar el 50% de la terraza para crear un panel fotovoltaico, lo cual quiere decir que se tendrá una reducción en el costo de la tarifa eléctrica y, a la vez, se disminuirá la dependencia de los combustibles fósiles y reducirá la huella de carbono”, considera Prieto Román.

De acuerdo con la ONE, el 85.4% de las construcciones tienen las paredes exteriores de bloque o concreto, seguido del 10.1% de madera y un 2.3% de zinc. En menor porcentaje, el 1.8% de tabla de palma, o.3% de otro material sin definir y 0.1% de tejamanil.

El país cuenta con 1.5 millones de personas carecen de recursos económicos para adquirir una vivienda digna. Por lo que el ítem 9 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible(ODS) indica que construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible fomenta la innovación.

De acuerdo con el arquitecto, las construcciones sostenibles son sinónimo de un bien para la población global y para el ecosistema. “Si tú haces un edificio que está encaminado a lograr el mayor grado de sostenibilidad contribuirá a largo plazo a disminuir la huella de carbono de tus acciones”, dijo.

Inversión

Invertir en sostenibilidad se está convirtiendo en tema prioritario en las empresas. De hecho, la sociedad mundial demanda a los negocios operaciones sostenibles y están conscientes de la responsabilidad social empresarial.

Sin embargo, ¿Cuándo se recupera la inversión en temas medioambientales? De acuerdo con el arquitecto, la inversión sucede a largo plazo. “Por ejemplo, yo consumo RD$20,000 mensuales de luz eléctrica, pero una unidad de panel solar asciende a RD$100,000… En un mes no se verá el retorno de la inversión, pero el aumento de plusvalía del bien aumentará”, expresa.

El especialista indica que en Paseo Isleño cuenta con 60 viviendas unifamiliares con precios que varían entre US$283,000 y US$379,000, mientras Rivera Costeña oferta 300 habitaciones entre US$118,000 y US$225,000.

“Muchos dominicanos están interesados en invertir en bienes raíces y unirse al turismo concomitantemente. Si tú tienes una inversión en Punta Cana, que es un sitio de lujo y con alta demanda de oferta habitaciones, en temporada alta puedes alquilar la vivienda y generar ingresos”, acota Prieto Román.

Antonio Luciano

Comunicador y Periodista Digital, egresado del Instituto Tecnológico de Las Américas (ITLA).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba