¿Mi opinión cuenta?

SANTO DOMINGO NORTE QUERIDO

(Tan cerca del Distrito Nacional…)

Por Julio González

Con desenmascarado disimulo los partidos políticos del sistema iniciaron sus respectivas precampañas, estimulando a todos los aspirantes a puestos de elecciones populares a plasmar en grandes vallas, medianos y pequeños bajantes, vistosos banner que rompen los pasos peatonales en las isletas de las principales avenidas y calles con elevado tráfico vehicular, sus precandidaturas a los puestos electivos a disputarse en las elecciones municipales de febrero y las congresionales y nacionales de mayo del año venidero.

Una forma ingeniosa y practica de comenzar la purga de aspirantes, algunos sempiternos y otros bisoños en las artes partidarias para estos eventos, primeros convencionales y luego reales en los recintos, colegios y urnas dispuestas por el órgano competente: la Junta Central Electoral, como ente rector del sistema electoral nacional, y las juntas municipales electorales en sus respectivos territorios geográficos.

Con su proclama de fecha 20/06/23, a la firma de sus miembros titulares y el secretario general, la Junta Central Electoral declaró abierto el periodo de precampaña, disponiendo unas medidas normativas para los procesos de escogencias municipal, congresual y nacional para los candidatos que presenten los partidos del sistema con calidad para hacerlo.

El interés particular del suscrito, como militante del Partido Revolucionario Moderno (PRM) en el Municipio de Santo Domingo Norte, está centrado en su Dirección Municipal y los precandidatos a puestos electivos, ya sean diputados, alcaldes, regidores y vocales.

38 aspirantes a diputados, cuatro veladores a la alcaldía y 93 aspirantes a regidores (y vocales), enfrascados en una carrera por ver cual reparte más canastillas para parturientas, sin una sola propuesta de ley u ordenanza municipal que redunde en beneficio de los munícipes de SDN, sin un discurso elaborado en base a los deseos desarrollista de esta metrópoli en franco crecimiento demográfico y económico, con clases sociales cambiantes, abandonada su suerte por una gestión municipal que solo enarbola como carta de éxito la precaria limpieza de la principal avenida del municipio, la cual, por cierto luce a su suerte en lo que a tránsito y tráfico vehicular compete. Y como tapa al pomo un senador y aspirante a reelegirse en el puesto que postula “trabajar por el bienestar de tu familia” sin que se conozca un solo anteproyecto o proyecto de ley sometido con estos fines.

A la Dirección Municipal del PRM en Santo Domingo Norte le espera una ardua tarea.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba