Rojo Pasión

Cuidado: estas son las posturas sexuales más dolorosas

¡Ojo! El sexo no siempre es sinónimo de placer si no se tienen en cuenta los gustos de tu pareja.

Aunque el sexo sí debería ser siempre sinónimo de placer, la realidad es otra, pues así como hay posturas que mejoran las posibilidades de llegar al clímax, también existen otras que, contrario a ello, suelen causar dolor en alguna de las personas involucradas en el encuentro íntimo.

Por esta razón, si se ha preguntado cuáles son esas posturas consideradas como las más dolorosas en las relaciones sexuales, en esta nota puede encontrar la respuesta. Sin embargo, antes de conocerlas es necesario que tenga en cuenta lo importante que es conocer mejor los gustos de su pareja con la intención de no lastimarla ni arriesgarse usted mismo en el intento de alguna postura que, a simple vista, no parece peligrosa.

Y es que tanto hombres como mujeres, están expuestos a sufrir algún dolor en medio de la intimidad por cuenta de las posturas que realizan, de hecho, algunas experiencias más allá de ser placenteras, pueden convertirse en un recuerdo bastante traumático debido a que se pueden presentar lesiones.

“Este es un problema que afecta más a las mujeres, pero los hombres no están exentos de sufrir excepcionalmente molestias en el pene durante la penetración o la eyaculación, casi siempre secundario a alguna infección, pero hay poses que puede llegar a ser traumáticas y hasta producir lesiones”, explica el médico, sexólogo y escritor Rafael Duque en la revista Cromos.

Estas son las posturas sexuales más dolorosasSi bien es cierto que podría ser divertido experimentar nuevas posturas, debe tener presente que existe el riesgo de lastimarse y, por esta razón, expertos recomiendan tener en cuenta la información que leerá a continuación antes de que la curiosidad por probar nuevas experiencias le gane.

Pareja disfruta de su sexualidad. | Foto: B2M productions

1. La cowgirl o vaquera clásica

En esta postura la mujer se ubica encima del hombre y, aunque parece inofensiva y hasta provocativa para ellas porque las lleva a tener “el poder” y favorece las penetraciones profundas, la verdad es que se considera como una de las posiciones más peligrosas debido a que puede ocasionar una lesión en el pene si no se realiza con cuidado.

La razón por la que en esta postura aumenta las probabilidades de una fractura es porque el peso del cuerpo de la mujer se encuentra en el miembro masculino, por lo que un mal movimiento y la falta de lubricación podría terminar en una terrible experiencia.

Pareja comparte momento íntimo y de pasión en la cama. | Foto: Lorand Gelner

2. Vaquera invertida

Esta postura resulta ser mucho más riesgosa que la anterior debido a que el ángulo de penetración podría verse perjudicado por el ritmo de movimientos.

3. El perrito

En esta pose, la mujer soporta el peso de su cuerpo sobre sus rodillas y manos, mientras el hombre hace la penetración detrás de ella, lo que a consideración de expertos, son dos factores que podrían producir dolor si la mujer no se encuentra relajada.

4. El domador

Esta posición consiste en que el hombre esté de pie mientras carga a la mujer, que rodea el dorso con las piernas, lo que puede provocar que los dos cuerpos suden mucho más de lo normal y esté más resbaloso. Esto sumado a la intensidad de los movimientos podría provocar que la mujer se lesione.

Estado de ánimo romántico, joven pareja sexy enamorada acostada en la cama en luna de miel, disfrutando del tiempo libre. Piernas de la mujer afroamericana milenaria y el hombre en la hoja blanca en el dormitorio a la luz del día, espacio de copia, recortada | Foto: derechos de autor no

5. El chef

El nombre de esta postura proviene por el uso de una mesa, generalmente de cocina, en la que la mujer está sentada en la superficie elevada, mientras el hombre se mantiene de pie frente a ella.

No obstante, dicha angulación podría ser perjudicial para ambos debido que a que el hombre podría confundirse a la hora de encontrar el orificio vaginal y golpearse contra el pubis.

6. Anal

Esta práctica sexual es una de las más dolorosas y peligrosas si no se tiene una buena higiene, así como lubricación y paciencia. Por supuesto, para mayor seguridad es indispensable el uso del preservativo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba