Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
EconómicasEnergiaPeravia

Las cenizas de Punta Catalina se transforman en cemento

  • La central termoeléctrica vende 100,000 toneladas de sus residuos y explora mercados internacionales para su exportación

Mariela Mejía

Santo Domingo. – Es probable que la vivienda de una familia dominicana albergue en sus paredes cenizas de la Central Termoeléctrica  Punta Calina. Sí, porque 100,000 toneladas de este residuo, generado por la planta estatal que opera con carbón, se venden anualmente a una compañía cementera como materia prima.

Una mañana, en el sureño municipio de Sabana Grande de Palenque, un camión descargaba aproximadamente 38 toneladas de cenizas de Punta Catalina a un tanque de almacenaje que se eleva a la altura de un edificio de cinco a siete niveles. 

Este polvo grisáceo se integrará con otras materias primas durante el proceso de producción de cemento llevado a cabo por Domicem, una de las seis empresas en el país especializadas en la fabricación de este insumo vital para la construcción, y con la que Punta Catalina tiene un contrato de venta de sus residuos.

Ubicada a unos 35 minutos de distancia de Punta Catalina, la planta de Domicemproduce dos variantes de cemento: Portland de uso estructural y Portland mixto de uso general, representando este último cerca del 60 % de su producción. 

Solo en el 2022, la empresa produjo alrededor de 1,400,000 toneladas de cemento, siendo unas 800,000 del mixto. En esas 800,000, se utilizaron aproximadamente 80,000 toneladas de cenizas de la central termoeléctricacomo elemento constituyente.

Cenizas volantes de la Central Termoeléctrica Punta Catalina. (DIARIO LIBRE/NEAL CRUZ)

La utilización de fly ash o cenizas volantes, formadas por la quema de carbón en plantas de generación eléctrica, despierta mejoras significativas en las propiedades del cementoy su capacidad compactante. «Te aumenta la durabilidad del cemento, te aumenta la resistencia también a los sulfatos en ambientes agresivos», dice Juan José Peña, gerente de Gestión de Calidad, Seguridad y Ambiente de Domicem.

Explica que, cuando se utiliza ese tipo de cemento mezclado, «las construcciones tienden a ser mucho más duraderas«. Y, por la condición de ser un país rodeado de agua, se recomienda el uso de cementos mezclados, pues «son más resistentes«.

El gas natural (38.7 %) y el carbón (31 %) fueron las dos fuentes principales de generación de energía en la República Dominicana en el 2023, según datos oficiales. Junto con Punta Catalina, otras dos centrales utilizan carbón: Barahona Carbón con 53 MW e Itabo con 260 MW.

La Central Termoeléctrica Punta Catalina, inaugurada en 2020 en la provincia Peravia, es la principal entre aquellas que operan mediante la quema de carbón. La componen dos unidades de generación de 360 MW cada una, que inyectan energía al Sistema Eléctrico Nacional Interconectado. 

Su construcción no estuvo exenta de polémicas, especialmente por su elevado costo, superior a los de 2,400 millones de dólares, en un contexto internacional que aboga por la eliminación del carbón como fuente de generación eléctrica para combatir el cambio climático, y por el escándalo de corrupción en que se vio envuelta una de las constructoras de la obra: la brasileñaOdebrecht.

De problema a reciclaje

El reciclaje de cenizas es una práctica ya adoptada por otras centrales a nivel local e internacional. 

La empresa cementera Cemex Dominicana, por ejemplo, consume cenizas volantes de una central térmica local. «Es muy conveniente desde el punto de vista medioambiental, al ayudarnos a rebajar las emisiones de CO2 y evitar que (las cenizas) acaben en algún vertedero», dice José Antonio Cabrera, director general de Cemex Clúster Caribe.

San Pedro Bioenergy, una central eléctrica de 30 MW que genera con biomasa, recuerda a Diario Libre que entre 2018 y 2019, Domicem ejecutó un plan piloto utilizando cenizas de dicha planta, las cuales actualmente vende a Cemento Panam a 0.25 dólares por tonelada métrica.

Julissa Báez, directora ejecutiva de la Asociación Dominicana de Productores de Cemento Portland (Adocem), señala que el interés en las cenizas de Punta Catalina fue evidente desde el inicio de sus operaciones, con Domicem siendo una de las primeras en incorporarlas como materia prima desde agosto de 2020.

Fundas de cemento recién empacadas en la planta de Domicem, conteniendo en sus elementos constituyentes cenizas de Punta Catalina. (DIARIO LIBRE/NEAL CRUZ)
Fundas de cemento de Domicem listas para vender. Cada una contiene un 10 % de cenizas de Punta Catalina en los elementos constituyentes de este material de construcción. (DIARIO LIBRE/NEAL CRUZ)

«Estas cenizas deben cumplir con ciertos atributos técnicos y esperamos que Punta Catalina pueda llegar a ser una gran fuente de fly ash para la industria»

José Antonio Cabrera
Director general de Cemex Clúster Caribe

El acuerdo que la Empresa de Generación Eléctrica Punta Catalina tiene con Domicempara la venta de sus residuos, la central, además de considerarlo como un aprovechamiento de subproductos para expandir su gestión ambiental, también lo ve como una oportunidad de rentabilidad operacional. 

A nivel local, Punta Catalina dispone de un mercado conformado por cuatro empresas cementeras con procesos integrados de producción, capaces de consumir las cenizasen sus operaciones. Aunque también hay compañías concreteras a las que puede llegar. De hecho, Domicem ejecutó el año pasado un plan piloto para evaluar su uso en una concretera relacionada a la empresa.

«Estas cenizas deben cumplir con ciertos atributos técnicos y esperamos que Punta Catalina pueda llegar a ser una gran fuente de fly ash para la industria», comenta Cabrera, de Cemex.

Desde Punta Catalina, informan a este periódico que se están «explorando activamente mercados internacionales para la exportación de las cenizas«, sugiriendo un potencial significativo para aprovechar este subproducto. 

Aunque se insistió, ni Punta Catalina ni Domicem informaron a Diario Libre el precio de venta por tonelada de cenizas. «Lo vemos más como una solución ambiental, porque es un residuo que, si tú no lo manejas de manera adecuada, te contamina», dice Peña.

Contaminación versus utilidad

Punta Catalina, con una producción diaria de 1,000 toneladas de cenizas, cuenta con un depósito para estos residuos que utiliza mallas geotextiles con las que garantiza "la no contaminación al medioambiente".

Ambientalistas han externado su preocupación por el riesgo que representan estas partículas a la salud humana y al medioambiente. Un estudio publicado en el 2022 por varias entidades, entre estas el Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático, con apoyo de instituciones internacionales, advirtió que estas cenizas volantes contienen metales pesados y una gran cantidad de cal.

Sin embargo, Juan José Peña destaca que los residuos son sometidos a un riguroso proceso de desulfuración de los gases, reduciendo las emisiones de dióxido de azufre. En cantidades controladas, se integran en la fabricación de cemento, pues cumplen con las normas internacionales.

Domicem fue reconocida en la categoría Materiales del Premio Nacional de Producción Más Limpia, que entregó en febrero de este 2024 el Ministerio de Medio Ambiente, por su uso de materiales alternativos en la producción de cemento.

¿Cómo se usan las cenizas para fabricar cemento?

Una de las principales materias primas en el proceso de fabricación del cemento es el clínker, un producto en forma de pequeños gránulos, que se forma mediante la calcinación de caliza, arcilla y otros componentes.

El clínker se muele con otros constituyentes, siendo uno de ellos las cenizas volantes, para obtener una mezcla homogénea y lograr el cemento a comercializar. Domicen, por ejemplo, vende la funda de su producto entre 480 y 500 pesos al consumidor final, en promedio. Cada bolsa del Portland mixto de uso general tiene un 10 % de cenizas de Punta Catalina en sus elementos constituyentes.

Para integrar las cenizas en su línea de producción, Domicem invirtió aproximadamente 100 millones de pesos en adecuaciones en la planta, incluyendo dosificadores, transportadores, una instalación metálica para su procesamiento, un silo y una flotilla de camiones para transportarlas desde la central hasta su complejo.

Adocem destaca la importancia de promover la reutilización de residuos industriales, como las cenizas volantes y otras escorias de alto horno, como parte de una estrategia para reducir la dependencia del clínker en la industria.

La producción de cemento Portland mixto de Domicem también se exporta a mercados como Jamaica, Surinam, Guyana y las islas Turcas y Caicos. Por lo que las cenizas de Punta Catalina viajan en cada funda.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba